09 octubre, 2006


A la labor de Garzón no se le puede poner ningún pero. Si acaso, algún perito.

La frase no es mía, es de Quequé, un tipo que ha sabido condensar en una sola frase todo el show surrealista-conspirativo de cierto sector periodístico-político de este país en los últimos meses.

No hay comentarios: