14 enero, 2007

CUANDO UN AMIGO SE VA

"Después de la misa, una procesión avanza lentamente al cementerio. Una camioneta con altavoz repite la canción de Alberto Cortez "Cuando un amigo se va" y se van sumando amigos del fallecido de diferentes barrios. Ya en el camposanto la tristeza es infinita. Padre y madre de la víctima se abrazan a una foto de Diego. No hay consuelo.
***
El viernes volvía a casa leyendo Latino en el autobús y casi se me saltan las lágrimas. Pero no por el texto que dejo ahí arriba, sino también por la indignación al pensar que en una manifestación cuyo lema era POR LA PAZ, POR LA VIDA, POR LA LIBERTAD. CONTRA EL TERRORISMO no asistiese el segundo partido que aglutina más votos de nuestro país. VERGONZOSO. Allí estuve yo, por supuesto, gritando contra ETA y aplaudiendo al paso de los ecuatorianos que asistieron.
***

Cuando un amigo se va queda un espacio vacío que no lo puede llenar la llegada de otro amigo.
Cuando un amigo se va queda un tizón encendido que no se puede apagar ni con las aguas de un río.
Cuando un amigo se va una estrella se ha perdido la que ilumina el lugar donde hay un niño dormido.
Cuando un amigo se va se detienen los caminos y se empieza a revelar el duende manso del vino.
Cuando un amigo se va queda un terreno baldío que quiere el tiempo llenar con las piedras del hastío.
Cuando un amigo se va se queda un árbol caído que ya no vuelve a brotar porque el viento lo ha vencido.
Cuando un amigo se va queda un espacio vacío que no lo puede llenar la llegada de otro amigo.

No hay comentarios: