14 julio, 2007

SABINA Y ROSANA

Aterricé por casualidad en la Sala Galileo ("e per si muove") una noche que cantaba Rosana Arbelo. Y empecé charlando y acabé escuchando, y empecé ignorando y acabé sabiendo. Y empecé bebiendo y acabé aplaudiendo, y empecé tan lejos y acabé tan cerca, y empecé pasando y acabé cantando. Porque ¿Para qué nos vamos a engañar? Hace rato que esperamos más bien poco (y menos aún milagros) los gatos escaldados. Y es un lujo escuchar la voz que clama en el desierto, y es un gusto que canten en el corazón y el talento en lugar de las calculadoras. Y cuidado, que no somos amigos aunque lo seremos. En resumen: no se la pierdan"
(Joaquín Sabina, 5 de mayo de 1.996).

4 comentarios:

Javier dijo...

¡¡¡Qué grande es Rosana!!!... un lujo.

Romano dijo...

Que pluma la de Joaquin !!!!
Gracias Victor,,,,

choripub dijo...

Jugando al basket no se como será, seguro un trompo, pero escribiendo, casi nadie puede con él. El jueves 19 vamos a verlo la peña del chori a Algeciras (vamos un montón). Arriba Sabina.....

fragmentosestelares dijo...

Tremendo Sabina!!!!!


quién podrá escribir cosas tan ciertas y hermosas que Sabina?


Abrazos,

Gisselle