21 febrero, 2009

QUIQUE GONZÁLEZ - Y LOS CONSERJES DE NOCHE


Algo tendrían que contar las estaciones,
algo dirán las terminales de aeropuerto,
los bares donde nacieron
cinco de nuestras canciones,
las noches en que tu chica te decía nunca más.
Quedó algo de nosotros en esos lugares
en el lavabo de señoras y en el puerto
en la butaca del cine, en una boca de metro
y en todas esas esquinas que solíamos doblar.
Es una historia que se escribe en los portales
la breve intensidad de las primeras luces,
y los conserjes de noche
cuidan de los hostales
y todas las camareras que quisieron escuchar.
Algo tendrían que contar los escalones
con pantalones arrastrados por el suelo,
algo el asiento trasero que me ofrecía tu coche
y el humo del cenicero que acabó por rebosar.
Es una historia.
Tu siempre estabas dispuesta,
es domingo por la tarde
la suerte es una ramera de primera calidad
y los conserjes de noche
cuidan de los hostales
y todas las camareras que quisieron escuchar.
Es una historia que se escribe en las postales
con la necesidad de madrugar los lunes.
Ahora recuerdo por qué Quique González me parecía un genio. Llevo unos años desconectado de
la música de Quique sin saber muy bien por qué ya no consigo emocionarme con sus canciones. Y, aunque suene exagerado, me duele. Casi todas las canciones de Quique son grandes canciones (incluidas las de sus últimos discos), pero hay algunas que me las creo más y otras que directamente me parecen novelas de tres minutos. Esta canción (y la cara de Quique cada vez que la canta) me provoca el aplauso más grande y una sensación de... no sé... de nostalgia, de tristeza, de... desolación, enorme.

La primera vez que la escuché fue junto a Bea, Carlos y Chicho en un concierto en Galileo Galilei allá por 2003 (mes arriba o abajo). No conocía esta canción hasta que Quique se dejó la piel en el escenario y todo el público se quedó en el más absoluto silencio para aplaudir durante varios largos minutos al final de la interpretación de González.

Hoy la he vuelto a escuchar, y me he vuelto a emocionar (aunque prefiero la canción original que aparece en "Personal", la verdad es que esta versión de su disco "Ajuste de cuentas" también es impresionante)

5 comentarios:

guevofrito dijo...

a mi tambien me parece su mejor cancion pero el ultimo disco me parece impresionante. bastante mejor que alivio de luto por ej. porque a quique hay que medirlo con los grandes, el resto de cantantes de su generacion le siguen de lejos algunos y de cerca unos pocos.

Liedchen dijo...

Conserjes es es una de mis canciones favoritas, de Quique, y en general.

Con él no soy objetiva, son muchos años, muchos conciertos, muchos viajes con su música de fondo..

Pero es verdad que en los momentos de distanciamiento, suele ser esta la canción que me reconcilia con el Gran Quique.

carmen.-

Salitre dijo...

Gran canción de uno de los grandes, por muchos años que pasen

Álex dijo...

estoy de acuerdo contigo en que 'es más bonita' la versión de personal.
Para mí personal es mi disco favorito, y probablemente no sólo de quique....

jax dijo...

llevo años viendo a quique, cuando aun no metía a más de 20 personas en salas de pequeño aforo de bcn... cuando esa timidez aun estaba más presente y venía solo con su teclado, con rebeca, pedía al público qué canciones quería escuchar... a mi pesonalmente hace tiempo que ya no me dice nada, el último cd me parece muy malo... todos sus discos han sido experimentos desde la americana al más puro acústico de kamikazes... distintos pero buenos... el último no da la talla... y además ya no canta como antes, ni escribe como antes y los precios de sus conciertos son desorbitantes...