25 diciembre, 2011

QUÉ EL TURRÓN NO TE SEPA A PRIMA DE RIESGO



Qué gusto escuchar un villancico hecho con tanto cariño y tanto buen gusto como el que ha hecho Manuel Cuesta. No es por desmerecer a Serrat y Sabina, ¡dios me libre!, pero, ¿acaso era tan difícil emocionar en una letra? no sé... tal vez sea que los gustos de Manuel y sus referencias son muy parecidas a las mías... pero yo no puedo más que quitarme el sombrero al escuchar "cuentos de Dickens", "Love actually", "crisis financiera", "este año no me pienso rendir", "acuérdate bien de QUÉ BELLO ES VIVIR", Gaza, Haití, Malawi...


Y como dicen que de bien nacidos es ser agradecidos, Manuel enumera a mucha gente a la que le está agradecido, y yo desde aquí también le brindo el mayor de los abrazos y agradecimientos por hacer canciones que nos hacen este mundo más habitable.

2 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

+1 Víctor.

Y ya que hablamos de reconocimientos, no recuerdo a través de quién he llegado a conocer a tantos y tantas cantantes interesantes, más allá de los "habituales" medios y circuitos ;-)

Feliz Navidad a ti, los tuyos cercanos, y tus lectores, lectoras y escuchantes. A seguir con más fuerza en 2012.

Manuel Cuesta dijo...

Mi querido Víctor, por mucho que me esfuerce en darte las gracias, siempre estaré en deuda contigo... Hacen falta más personas como tú en este mundo.

Un beso enorme, mi querido amigo.