13 septiembre, 2012

LA HEMEROTECA: JULIÁN DE LIBERTAD 8 EN 1997


Julián Herráiz (Cuenca, 1966) aterrizó en el café Libertad 8 por pura casualidad: un compañero suyo de piso le propuso que le sustituyera en su trabajo de camarero en ese café del barrio de Chueca porque él se iba, y Julián, de repente, se vio por primera vez detrás de una barra sirviendo copa tras copa. Era el invierno de 1990. "El café era un remanso de paz en pleno centro de Madrid, donde se reunían todas las noches periodistas, escritores y políticos de izquierdas", cuenta el encargado del café, que ahora, desde el boom de los cantautores hace tres años, se dedica de lleno a organizar conciertos de cantautores. Y es que el café Libertad fue el primer local de Madrid que comenzó, en 1994, a impulsar y a descubrir a estos artistas. De allí han surgido voces y guitarras como las de Luis Pastor, Javier Álvarez, Rosana y, últimamente, Ismael Serrano. Es, en estos momentos y en definitiva, el escenario madrileño donde todo cantautor que se precie desea actuar a toda costa
Pregunta., ¿Desde cuándo existe el café Libertad 8?
Respuesta. Se inauguró en 1976, poco después de la muerte de Franco. Los clientes del café eran fundamentalmente intelectuales de izquierdas y gente de sindicatos que venían aquí a tomar copas y a cavilar sobre el futuro de España.
P. ¿Por qué se habla tanto de cantautores en la actualidad?
R. Los cantautores, tras la época de Serrat y Aute, pasaron a un segundo plano. Desde finales de los años setenta hasta principios de los noventa, la canción de autor apenas se escuchaba. De repente, hace un par de años, comienzan a ocupar mucho espacio en los medios de comunicación: en la tele, en la radio; incluso en las radios fórmula.
P. ¿Por qué el café en el que trabaja es un lugar clave para los cantautores?
R. Pues porque fuimos los primeros en dedicarnos a organizar conciertos para ellos y porque, además, hemos tenido la suerte de que gente que ha actuado aquí luego ha grabado disco y se ha hecho famosa. Para mí, la clave de toda la historia es Luis Pastor, que fue nuestra primera apuesta, y, tras actuar en el café Libertad año y medio seguido, despegó y alcanzó la fama que tiene ahora.
P. ¿Qué hay que hacer para poder cantar aquí?
R. Antes de todo, grabar una maqueta casera, traerla, y el director del café y yo decidimos si contratamos al cantautor o no.
P. ¿El Libertad 8 tendría sentido fuera de Madrid?
R. Creo que no. Fuera de Madrid, los cantautores, de momento, no tienen tanta repercusión como aquí. Yo siempre les recomiendo a todos que se vengan a vivir a Madrid, que se instalen aquí, porque es la única forma que tienen para crearse un circuito. El éxito de los cantautores es un fenómeno exclusivamente madrileño

1 comentario:

Ciudadano Kamikaze dijo...

No sabía que Julián era de Cuenca, como el maestro Perales o el abajo firmante.
En fín, que celebro tener a algún conquense más por la ciudad de los gatos y más en el Libertad 8.

Salud.
Ciudadano Kamikaze