06 noviembre, 2012

LUIS RAMIRO Y EL CROWDFUNDING



Algunos empiezan a alzar sus voces en las redes sociales contra los artistas que recurren al Crowdfunding para sacar un disco, como si fuera un atraco a mano armada a sus seguidores. En los últimos meses artistas que llevan muchos años en esto de la música como Alejandro Martínez, Manuel Cuesta o Fran Fernández (en breve) están sacando sus nuevos proyectos adelante gracias al Crowdfunding. También un documental muy interesante sobre Fernando González Lucini. Y ahora le toca a Luis Ramiro. Con la diferencia de que Luis ha pedido una cifra importante para poder sacar su disco, aunque como el mismo reconoce, MENOR que lo que le costó su anterior trabajo que salió casi todo de su propio bolsillo. 
Tengo la sensación de que nos quejamos de la piratería, de internet, de los precios de los discos en las tiendas... ¡de todo! y con esto del Crowdfunding ningún artista le pone una pistola en la cabeza a nadie para que le suelte "cuatro duros"... el que quiere lo hace y el que no, pues no. Así de fácil.
Además esto del Crowdfunding - solo hay que tener ojos y orejas para verlo, oírlo y entenderlo - no es caridad, ni nada por el estilo. Simplemente se paga antes de tener el producto en las manos y uno se convierte de algún modo en productor del artista que le gusta. Mecenas, se llama ahora. 
A mi me parece muy bien, pero a la vez soy consciente de que es una pena que el propio artista que tiene que estar preocupado por hacer canciones y conciertos además tenga que convertirse en "empresario" que busque apoyos para sacar su nuevo trabajo. Pero así son estos nuevos tiempos que no está tocando vivir, y  yo me quito el sombrero con los que se arriesgan con esto del crowfunding. Apoyémosles. Si nos gustan, claro.

5 comentarios:

piedra_de_sol dijo...

No se si te refieres a la conversación que se inició a raíz de un comentario que yo misma puse en mi muro de facebook ayer.
O a alguno de los otros debates de otros de mis contactos de facebook con los que comparto pasión musical y también tienen más o menos las mismas dudas que yo en cuanto a los últimos proyectos "cantautoriles" que se han sumado a este tipo de formato de producción.

Por si no quedó clara mi opinión, coincido contigo en que ni caridad por parte de unos, ni pistolas por parte de los otros.
Por mi parte, sólo invertiré en los proyectos que me gusten, me parezcan honestos y me resulten interesantes las recompensas. Con que uno de los tres factores falle, para mi, la mesa cojea.

Será que soy "más papista que el papa", será. Por cierto, crowDfunding, con D.

Besos y música,
Jara

Crisy dijo...

Otros en cambio prefieren alzar la voz desde sus púlpitos contra los que dan su opinión defendiendo el arte y diciendo lo que piensan de lo que hacen los artistas.
Por mi parte me quejo de las formas no del fondo y por supuesto que no hay pistolas como tampoco hay caridad, lo que sí hay son personas que creen en otras que necesitan ese dinero y se lo adelantan para conseguir algo a cambio, entonces es un trueque: arte por ilusión... Pero no me gusta que los artistas ilusionen desde el sentimiento de necesidad.
Soy consciente de que son malos tiempos para la lírica, pero no sólo para la lírica sino para todos en general, por eso cuesta más soltar esos eurillos y se mira más donde se invierten y qué vas a obtener a cambio.
Ya me gustaría a mí tener una plataforma de crowdfunding para mi CV como profesional de lo mío que soy, sin tener nada que ver con el arte, pero creo que lo mismo vale mi trabajo como el suyo y no tengo esa oportunidad.

Rafa dijo...

Gracias por la noticia. El crowdfunding me parece una buena idea, mejor que cuando los artistas tenían que suplicar a las discográficas para grabar un disco, a lo que éstas accedían a cambio de quedarse con el 99% de los beneficios y de obligarles a firmar contratos esclavizantes.

Voy a colaborar con Luis, que es uno de mis cantautores preferidos.

Iñaki Murua dijo...

Por una vez, y sin que sirva de precedente, me he adelantado por un día con el tema, Víctor, jeje.

Quizá sea un problema si todo se pretende hacer desde el micromecenazgo, porque al final los bolsillos son similares y los tiempos complicados. Y, por lo que estoy viendo, no todas las personas llegan al objetivo de financiación previsto.

VICTOR ALFARO dijo...

Crisy, se lo estás diciendo a alguien que lleva un año sin hacer un programa de radio porque no encuentra patrocinador. Yo no alzo la voz desde ningún púlpito, tan solo doy mi opinión desde mi blog, y por supuesto están abiertos los comentarios para que todos contestéis lo que creáis más adecuado.
Toda la suerte del mundo con tu trabajo, ¡mucho ánimo!