Header Ads Widget


PRIMERAS IMPRESIONES DE "SEREMOS" EL NUEVO DISCO DE ISMAEL SERRANO

 
"No soy el cantautor que vino a salvarte la vida". Con estas palabras se abre "Seremos", el nuevo disco de Ismael Serrano. El cantautor ha recuperado una canción inédita que ya en 2015 cantó en alguno de sus conciertos. Se llama "No soy" y en ella se define relatando todas las cosas que no es en una relación de amor. Es una especie de vuelta de tuerca a "Contigo" de Joaquín Sabina, con más sentido del humor -"No soy aquel que un día te ayudará a montar los muebles del Ikea" y con un in-crescendo brutal (la canción empieza con un pianito y una tímida guitarra y acaba por todo lo alto). "Solo soy aquel que te amó como pudo".  

"Porque fuimos" ha sido la carta de presentación de este nuevo disco. Una canción a tres voces (la de Litus, Clara Alvarado y la suya propia), algo poco habitual, pero que funciona muy bien. El videoclip es una joyita, muy original y con ecos de musical de la Gran Vía (el propio Ismael confesaba en un vídeo reciente que le gustaba ese concepto teatral-musical).

"Cállate y baila" es una de las canciones compartidas del disco. Para interpretarla, Ismael ha invitado a EDE, una jovencísima madrileña con una voz muy personal (que por cierto, el 20 de mayo actuará en la Sala Clamores). "No quiero ser el verso que habita tus canciones de amor". Un medio tiempo elegante, íntimo y a la vez muy cinematográfico... uno al escucharla respira una atmósfera especial y casi visualiza todo lo que se va relatando. 

"Y mientras tanto" es una de las canciones más especiales del disco. Al menos a mí, es la que más me llega, la que más me emociona.

 El invierno sitiaba a Madrid
y cerraba otro cine. 
Un maldito desahucio, un festín 
para elegantes buitres. 
En las casas de apuestas
un niño blasfemaba. 
Se cerraban fronteras,
se ocupaban las plazas.
Casi sin darme cuenta escribí 
el relato pendiente.  
Y la historia no hablaba de mí,
hablaba de lo urgente. 
De mujeres valientes 
alumbrando este marzo.  
Hablaba de la gente 
que no baja los brazos.

Una letra preciosa que homenajea al movimiento feminista, a los ciudadanos que en los barrios han visto como proliferaban las casas de apuestas, a la desaparición de los cines de de toda la vida, a los desahuciados... en fin, un homenaje a todos los que luchan por sus derechos, por la igualdad... un retrato de la sociedad en estos últimos tiempos. Y cuando llega el estribillo... llega la emoción...

Y mientras tanto yo 
buscando la canción que aún te debo,
jugando al escondite con el miedo,
tratando de cumplir con la promesa 
de darte un mundo nuevo cuando crezcas.
Y mientras tanto tú
trayendo algo de luz en el
laberinto,
tejiéndome una manta para el frío ,
saltando como loca en cada charco,
librándome del miedo y sus candados.

Unos versos preciosos que tal vez hayan sido inspirados por su hija Lila ("saltando como loca en cada charco"). Puede ser un canto a la paternidad, a la alegría que da en nuestra madurez la llegada de un hijo o una hija. 

"Verte despertar" es una canción con un punto folk que le hace sonar diferente al resto del disco. El estribillo entronca con ritmos latinos y con unos coros muy cantables que seguro que harán las delicias de sus seguidores en los conciertos. "El poeta que juega a ser el más triste, pero siempre me rescatas al final, solo necesito verte despertar".

No quiero hacer un post eterno, simplemente decir que "Silencio" es otra de las joyitas del disco, Ismael 100%. "Como en el espacio sideral/ nuestros gritos nunca se escucharon/ tampoco el estruendo de cristal/ de mi corazón amordazado". Tiene una letra fantástica en la que habla de sus sentimientos "a calzón quitao". Se adivina el final de una relación después de estar herida de muerte por la rutina. "Silencio, solo silencio/ como una lluvia fría en nuestra cama/ llenando de alfileres las almohadas."

"Derramando nuestros sueños" es una de las canciones más especiales del disco. La letra es de Rodolfo Serrano, padre de Ismael, periodista y excelente poeta. En todos los discos de Serrano hay una canción compartida con su padre. La letra tiene mucha gracia. Relata cómo una chica empieza a hablar con Ismael mientras le confirma que no le gustan mucho los cantautores. La muchacha le llega a pedir que "le escriba algo, cualquier verso", después le llama cursi y se larga.  ¡Una de las mejores canciones del disco!

"Fahrenheit 451" en palabras de unos buenos amigos cantautores es un "reggaeton cultureta". Es otra de las canciones que Ismael ha querido compartir con nosotros antes de que saliera el disco. Un estribillo potente para retratar a una parte de la sociedad que tapa los problemas "con una gran bandera". Una crítica certera a los "profetas del odio" que "reparten rencor". De alguna manera la canción entrona con "Si se callase el ruido".

Ismael Serrano ha estado siempre al lado de la sociedad argentina que luchaba por despenalizar el aborto. "Cuando llegaron ellas" es un canto a todas esas mujeres que con pañuelos verdes consiguieron finalmente en diciembre del año pasado que el senado aprobase la interrupción legal del embarazo. El tema, cantado junto a Jimena Ruiz Echazú,  actriz, guionista y locutora de podcast, tiene un punto de vista entrañable y luminoso para hablar de un tema muy complicado. 

"Un último acto de rebeldía" podría ser el reverso de la primera canción del disco. Si en "No soy" negaba todo lo que nunca sería, en esta canción se pone delante de un espejo para celebrar "que no ha perdido la partida" y que, aunque se ha quedado sin voz discutiendo consigo mismo o ha estado a punto de rendirse, sigue con ganas de hacer "un último acto de rebeldía". Además incluye en la canción dos frases importantes: "Esto también pasará", frase de un popular cuento que se transmitió por tradición oral y "Hoy es siempre todavía" de Antonio Machado. 

Hace poco le decía a Ismael que me parecía maravilloso que, tanto en este disco, como en algunos anteriores, invite a artistas que no pertenecen a la órbita de la canción de autor más férrea (Ismael ha invitado a cantar a artistas tan dispares como Lichis o Pasión Vega, pasando por Natalia Lafourcade). Pablo Alborán es una estrella internacional y en "La primera que despierta" canta como nunca antes le hemos escuchado (atentos al deje "andaluz" de Pablo en varias de las estrofas). Una canción dedicada a las madres, con una letra bellísima y una interpretación de ambos deliciosa. 

"Adiós" tiene pinta de ser la canción con la que Ismael va a despedir sus conciertos. Ojalá que lo hiciera así porque tiene un aire festivo y tabernario que invita a sumarse a los coros. Probablemente el público gritará a voz en grito varios de sus versos. "Nos vamos y me llevo tu recuerdo y las ganas de volver. Y si no vuelve, perdone usted, igual me duermo en los brazos de una mujer."

El disco termina con "Soltar", una canción a piano, violín y voz que es una verdadera lección de vida. El estribillo te eleva con una melodía hermosísima. Ismael canta que "ya no es el mismo, aunque no está mal" y se pregunta "qué nos pasó" respondiéndose "sólo la vida". Un cierre "pequeñito" (aunque la canción dura 6 minutos y termina por todo lo alto) que pone un broche de oro a esta colección de canciones muy diferentes entre sí, que nos confirman que Ismael Serrano sigue teniendo a las musas de su parte. Ojalá que pronto podamos verlo en directo. 

Publicar un comentario

0 Comentarios