07 agosto, 2006

RADIOFÓRMULA

Pobre James Blunt. Parece ser que en Inglaterra, el pobre Blunt, se ha convertido en la tercera "cosa" que más odian los que viven por allí. Han acabado hartos de escuchar el famoso estribillo (tan repetitivo) que dice algo así como "You´re beautiful... it´s true". ¿Y por qué ha sucedido esto? Algunos responden rápidamente que es debido a la maldita Radiofórmula.
¿Qué es la Radiofórmula? En la Wikipedia lo explican muy bien, pero yo voy a dar mi visión de algo que conozco bien porque, afortunadamente, mi trabajo consiste en poner una canción detrás de otra.
Lo primero que quiero decir es que no entiendo a los que demonizan la Radiofórmula y la acusan de todos los males de la sociedad. Entre algunos modernillos está de moda quejarse de que la radiofórmula atonta, embrutece, viola y mata (vale, esto último es una exageración, pero vamos... que casi lo dicen). Lo primero que hay que recordar es que somos libres de mover el dial y buscar lo que nos agrade más, nadie nos obliga a escuchar algo que no queramos. Y luego hay que cuestionarse ¿por qué triunfan las Radiofórmulas?. Creo que la respuesta a esa pregunta la pueden contestar las amas de casa, los oficinistas, las dependientas de tiendas de ropa, los carniceros, los camioneros, taxistas y los jóvenes. Todos ellos me merecen un ENORME respeto. Y también me merecen todo su respeto Los 40, Kiss fm, M´80, Cadena Dial, Radio Olé, y cualquier emisora de radio que esté dirigida a un público que lo único que pide es entretenimiento, que les hagan más amena las mañanas con canciones, recordar momentos de su vida en los que sonaba tal o cual canción...
Yo creo que hay un momento para cada cosa, estoy de acuerdo con los que exigen un poquito más a las radios para que den más información de las canciones, de los autores, de los productores, de la Historia de la Música, etc, pero hay que comprender que para eso existen los programas especializados. ¡Qué voy a decir yo!, que desde hace 2 años, todos los domingos, hago "Al caer el sol" con música de autor y detalles e historias que serían imposibles de contar en una radiofórmula. Ah! y por supuesto me parece horrible La dictadura de las campañas publicitarias que solo emiten en antena a los que pagan una millonada. Eso es de vergüenza y una de las cosas por las que más cirtican a las radiofórmulas estilo 40 Principales. Pero no hay que generalizar.
Resumiendo, que a la Radiofórmula lo único que hay que exigirla es que acompañe, entretenga y ponga la música que guste a la mayor masa de gente posible.
En Radio SOL XXI ponemos una música distinta a todas las emisoras, y la verdad es que cuando me llaman los oyentes y me dicen que se han emocionado escuchando "Todo tiene su fin" de Los Módulos, o "Necesito respirar" de Medina Azahara, o "Un ramito de violetas" de Cecilia, o "Un velero llamado Libertad" de Perales, "El lado oscuro" de Jarabe de Palo, "Contigo" de Sabina, "Besos" de El canto del Loco, unas sevillanas, una copla, "Resistiré" del Dúo Dinámico, "La posada de los muertos" de Mago de Oz, etc, etc
Ya se que parece increíble, pero en Radio SOL XXI recibimos decenas de cartas de niños y niñas que nos piden Oliver y Benji, Santa Justa Klan, o los Lunis, y chavales de veintitatos que nos piden Revolver, Rosana, o Albert Pla, y gente de cuarenta que nos piden a Loquillo, o a Tino Casal, o a Luz, o a Mecano, o gente de ochenta que nos piden a Conchita Piquer, o a Rocío Jurado, o a Raphael... se que parece imposible, pero todos ellos conviven en una radiofórmula muy especial que hace feliz a mucha gente. Feliz con mayúsculas. Por eso tengo tanto respeto y tanto cariño a esta manera de hacer radio.

No hay comentarios: