01 enero, 2007

VIAJES EN EL TIEMPO.

Artículo de El País que guardé cuando Stephen Hawking se convitió en una de mis obsesiones. No tiene desperdicio:

VIAJAR AL FUTURO ES POSIBLE. Es una consecuencia de la teoría de la relatividad formulada por Einstein hace un siglo, y ha sido confirmada experimentalmente en varias ocasiones. Einstein mostró que el tiempo no pasa con un ritmo inexorable, sino que se ralentiza cuando se viaja a mucha velocidad. A velocidades próximas a la de la luz, que es la máxima posible, el tiempo casi llega a detenerse. Por tanto, cuando sea técnicamente posible contruir una nave espacial rapídisima, los viajeros no tendrán más que montarse en ella y volver a la Tierra. Si la nave es realmente rápida, para ellos sólo habrán pasdo unos meses mientras que en la Tierra habrán pasado unos siglos. Al bajar de la nave, los viajeros podrán conocer al fin el mundo del futuro. Pero más vale que les guste, porque las ecuaciones de Einstein no contemplan la posibilidad de regrersar al pasado.
¿O sí la contemplan? Según Hawking, aún es pronto para descartarlo. Desde el trabajo pionero del matemático Gödel, varios científicos han encontrado posibles interpretaciones de las ecuaciones de Einstein que permiten viajar al pasado. El problema no es que ese viaje sea teóricamente imposible, sino que requiere unas condiciones -por ejemplo, que el universo entero esté girando- que no se cumplen en la realidad. Según Hawking, lo que hay que preguntarse es: "si el universo empieza sin el tipo de condiciones necesarias para viajar el pasado, ¿podemos, con posterioridad, deformar regiones locales del espacio-tiempo para que esto sea posible? Hawking ha examinado las posibilidades teóricas de viajar al pasado que ofrece la física actual. Su conclusión es que "Cabría esperar que a medida que la ciencia y la tecnología avanzasen, pudiésemos construir una máquina del tiempo". Sin embargo, también plantea una objeción: "La posibilidad de viajar en el tiempo permance abierta. Pero no apueste por ella. El otro apostador podría tener la ventaja desleal de conocer el futuro".

No hay comentarios: