07 marzo, 2007

MADRID DE NUEVO...

Madrid soporta los decadentes pasos,
los llantos, las sonrisas, los fracasos,
las noches de recuerdos infelices,
el maquillaje de tristes meretrices.

Madrid es algo más que una ciudad,
es un templo para la Soledad,
es un loco, un suicida, un quinto piso,
un mendigo, un poli, un paraíso.

Madrid es madre, pero también madrastra,
es un río de coches que te arrastra,
es un viejo que sueña con su huerta,
es un despertador que te despierta.

Madrid es una novia que te deja,
una hostia, un suspiro, una reja,
una trampa, un callejón sin salida,
un beso en la boca, pero de despedida.
***
¿Y por qué escribo esto si estoy enamorado de Madrid? Jugar con la rima consonante puede ser peligroso. Espero que me perdones, Madrid, por escribirte unos ripios, mal rimados, mal medidos, tan feos y tan injustos.
Pd: el cielo de la foto no está retocado. Un trípode, una cámara digital barata y el cielo de Madrid. Con eso basta.

No hay comentarios: