13 octubre, 2009

ART'PEGIO 09 CON JOAQUÍN CARBONELL, OLGA ROMÁN Y JORGE CASTRO

Un año más la Fundación Progreso y Cultura de UGT Madrid organiza un ciclo de canción de autor completamente gratuito con un cartel de lujo.
Este mismo viernes acturará Joaquín Carbonell. Él es el cantautor aragonés por antonomasia junto a su amigo José Antonio Labordeta. El periodista de El País y director de www.efeeme.com Juan Puchades ha escrito que "Carbonell es la unión posible de Sabina con Krahe, sin dejar de ser él mismo, con canciones para no olvidar y una voz tan limpia y clara que por momentos parece habitar en casa. Descubrirlo es amarlo." Su primer disco data de 1976 y como el propio Sabina ha confesado en alguna ocasión, ese primer trabajo de Carbonell fue el espejo en el que se miró el flaco de Úbeda para sus primeros discos. Carbonell ha adaptado al castellano a Georges Brassens, ha grabado con los productores de Sabina, ha actuado ante 200.000 personas en la fiesta del agua de Zaragoza, y lleva 3 años dando conciertos junto a Labordeta y la Bullonera con gran éxito de crítica y público. Él será el encargado de inaugurar el ciclo Artpegio el próximo 16 de Octubre y seguro que no deja indiferente a nadie con su mezcla de baladas, canciones protesta y un humor aragonés muy particular.

El viernes 23 OLGA ROMÁN: Olga ha editado dos discos en solitario a lo largo de su extensa trayectoria musical. A mediados de los años 80 Olga se convirtió en la segunda voz de Luis Eduardo Aute en varios de sus conciertos hasta que decidió viajar a Estados Unidos para formarse musicalmente. Allí obtuvo un éxito importante en los círculos jazzísticos más importantes de la costa este y de Canada con el Olga Román Quartet. Pero sin duda el momento más dulce en la carrera de Olga Román fue desde 1996 y hasta la actualidad como la voz que acompaña a Joaquín Sabina en todos sus discos y conciertos. Además, como decíamos al principio, Olga ha editado dos discos en solitario acompañado por amigos como Jorge Drexler o Carmen París - y está a punto de sacar a la venta su tercer trabajo -. También ha grabado segundas voces con Pablo Guerrero o Fito y Fitipaldis entre otros. Su concierto en el ciclo Artpegio sorprenderá por su elegancia y profesionalidad encima del escenario.


Y el viernes 30 Jorge Castro: A pesar de que su trayectoria por pequeños locales comenzó hace poco, este joven cantautor madrileño nació con una guitarra bajo el brazo, una poesía en los labios y la convicción de que un mundo mejor es posible.
Sensibilidad, humildad y una portentosa voz combinan para deleitar a quien escucha atento la poesía del cronista de verdades sin chaqueta, quijote de esperanzas con tragedia, juglar de las esquinas de la noche invocando a las causas perdidas.
Brillante discípulo de Ismael Serrano, Tontxu, Sabina o Pablo Guerrero, Jorge Castro dibuja un mundo de otoños, de ironías, de caras y de cruces, de colores en las ventanas de los ciegos... y quedamos con el sabor agridulce de su receta tan bien aliñada y los deseos de volver a encontrarle soñando en cada acera. Por cierto, en el ciclo Artpegio nos presentará su primer disco.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Este viernes no me pierdo a Carbonell. ¡Cuánto tiempo sin verle en Madrid!
Gracias por la información.
Roberto Enríquez (Onda Imefe)

Santy Pérez dijo...

Pues habrá que ir a ver al amigo Joaquín. La última vez que vino a tocar a Madrid estuvimos compartiendo escenario con él. Y estoy totalmente de acuerdo con lo de que "es la unión posible entre Sabina y Krahe".

Anónimo dijo...

Pues el concierto de Olga Román seguro que es una maravilla. La vi hace dos años en Galileo Galilei y lloré con Y ahora ya ves. Me pasaré por allí. Saludos a todos.
Sonia López Martín.

Romano dijo...

Que buen Cartel Víctor tanto grafico como por sus protagonistas,,,

Abrazos

Miss Bombín dijo...

Desde luego habrá que ir. El año pasado fue genial, y este año estoy segura de que también.

Mañana habrá que abrir boca con don Joaquín.

El Hombre Cansado dijo...

O sea que eres el "culpable" de la programación de este año...pues gracias y enhorabuena por ello, Víctor.