09 noviembre, 2009

TIRAMISÚ DE LIMÓN POR BENJAMÍN PRADO, MARWAN, RAFA PONS Y LUIS RAMIRO


Lo primero de todo, mi más sincera enhorabuena a Vanesa Martín por crear un espacio como Acróbatas, donde la poesía y la música se fusionan hasta límites como el que vemos en el video superior. Qué uno de los mejores poetas de España acabe dando saltos en un escenario al lado de Rafa Pons, Luis Ramiro y Marwan es algo mágico que merece el aplauso más grande para Les nits de l´art. Enhorabuena.

Lo segundo es un pequeño análisis sobre Tiramisú de limón. Mucha gente no sabe para que sirve un "single". Un single no tiene por qué ser la mejor canción de un disco. De hecho, esto ocurre muy pocas veces. Un single tiene que atrapar, enganchar y conseguir que su melodía y su letra no se vayan de tu cabeza. Cuando escuché por primera vez Tiramisú de limón pensé que no era un buen single. ¿Por qué? porque es una canción que empieza muy lenta, con dos "pre-estribillos" difícilisimos de recordar, un solo de guitarra eléctrica muy "dura" y un estribillo que no entra hasta pasados dos minutos. El estribillo, sin embargo, es potentísimo. Se repite 4 veces seguidas hasta que acaba la canción con unas pequeñas variaciones en algunos versos. En mi opinión, el estribillo brilla con luz propia.

En Radio SOL XXI estamos poniendo muchas veces la canción por dos motivos, porque es una novedad y porque nos la están pidiendo los oyentes, y después de varias escuchas me he dado cuenta de que va a ser un bombazo en directo. ¿La prueba? el video de ahí arriba. Qué una canción que no lleva sonando ni un mes consiga el brío y la energía que le da un poeta y tres cantautores es algo impresionante. No quiero ni pensar cuando la toque Pancho Varona, Antonio García de Diego, y compañía con Joaquín a la cabeza. Es curioso además - volviendo al video superior - como los "humildes" coros de Pereza en la canción (que apenas se escuchan) consigan un protagonismo tan grande en la interpretación que hacen Rafa, Luis y Marwan. Y no sólo ellos, cuando un servidor con más compañeros de curro hemos cantado la canción mientras la escuchábamos, también hemos "imitado" a Pereza en los coros.

Resumiendo, en las últimas semanas hablé con varios cantautores y seguidores de Sabina sobre Tiramisú de limón (alguno de ellos muy importante) y la tónica general era de decepción con la canción. Yo me vi incapaz de defender un single "facilón" de un maestro como Sabina. Hasta hoy. Tiramisú de limón es, en mi opinión, una perfecta concentración de energía que sirve para hacer botar al público. Y pienso que el estribillo central lo va a cantar todo dios en los conciertos de Sabina y CÍA. Yo el primero.

10 comentarios:

Meadow dijo...

Gracias Víctor!!!
Ya te he replicado. Qué gran documento.
Un saludo

http://benjaminprado.blogspot.com/2009/11/tiramisu-de-acrobatas.html

Marlon dijo...

Víctor, estoy completamente de acuerdo contigo.

A mí el tema me parece un pelotazo, y creo que la aportación de Pereza le va como anillo al dedo.

A mí hacia mucho que una canción de Sabina no me llegaba tanto.

Romano dijo...

Emocionante ver estas imagenes,,,pufff,sin palabras,,,

Abrazos transoceanicos,,,

lunazul dijo...

Con permiso de Benjamín y de los tres mosqueteros... hay canciones que sólo Sabina puede interpretar de esa manera tan.. suya. Si sale de sus labios toma otro cariz. Es que es eso, existen las "canciones Sabina". Salud por su "mala voz", tan criticada como admirada!! :)

acróbatas dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Víctor.

Fue una tarde-noche muy especial y muy intensa...

Un beso grande,
Vanessa

Fran dijo...

A mí me parece muy inteligente el comportamiento de Pereza. Podían haber cantado, y hacer esas posturitas que hace años tanto hacían, y que a tanta gente molestaba. Sin embargo, esta vez se han limitado a hacer unos elegantes coros, que como bien dices, apenas se escuchan, y han dejado todo el protagonismo a Sabina.

Álvaro Dorian Grey dijo...

El estribillo con Pereza es... una más de las genialidades. me pasa como a tí, ese estribillo va a ser muy gritado.
Sabina ha cambiado, se ha "sentado" con unas letras muy poéticas pero, de vez en cuando, aun tiene esos toques rockeros. Del disco anterior no olvidemos ese Resumiendo...Esperamos el disco con ansia.
saludos y salud

ILSA dijo...

¿Creéis que Sabina necesita elegir un single para convencer o atrapar a la gente?

A mi me tiene, haga lo haga. Sabina siempre lo consigue, me convierte en una cualquiera, en una facilona que dice sí a todo, y cuidado, yo soy toda una dama.

En serio, no sé si Sabina debe elegir un single atrapador, no sé si le hace falta.

Y que Tiramisú es un temazo... claro que sí.

Fran dijo...

Hola a todos.

Yo creo que “Tiramisú de limón” es una buena canción, correcta y bien hecha. Así sería si la interpretara otro grupo o cantante. Lo que pasa es que se trata de Joaquín Sabina, alguien a quien, con toda la obra que tiene detrás, se le exige mucho más.

Mucha gente, entre los que me incluyo, esperaría que, tras cuatro años, el single del nuevo disco naciera ya como un clásico, al igual que en el caso de canciones como “19 Días y 500 noches”, “Contigo” o “Y nos dieron las diez”. Pero, me temo que con “Tiramisú de Limón” no ocurrirá así, de igual forma que “Pájaros de Portugal” (el single de “Alivio de luto”) tampoco quedará como una de sus canciones míticas.

Yo espero encontrarme en el álbum canciones que me gusten mucho más que ésta, si bien mis expectativas se han reducido un poco. Me pasó igual con “Alivio de luto”, como ya mencioné, y todo lo contrario con “!9 Días y 500 noches”, cuyo single del mismo título hacía presagiar un álbum muy bueno, y así fue.

No cabe duda de la categoría de Sabina, pero, como decía al principio, los que le seguimos desde hace tiempo, le exigimos mucho más que a otros y por eso, a veces, nos saben a poco sus “tiramisús”. Eso sí, tampoco es cuestión, como he leído por ahí de caer en extremismos tales como decir que “es el mejor”, “el puto amo” y comentarios similares. Que seamos fieles seguidores no quita que podamos ser críticos. Y no todo lo de Sabina tiene por qué ser bueno. Como él mismo dijo, para que un disco se venda bien tiene que tener una cierta calidad y cuatro o cinco canciones muy buenas, aunque siempre hay una minoría radical a la que le das un pedazo de mierda envuelta con un lazo y le parece una maravilla. Supongo que los extremismos a los que me refiero son más bien cosas de la juventud. Con los años uno aprende a relativizar.

Sin duda, la canción funcionará en los conciertos, por el cambio de ritmo que tiene tras el comienzo y la fuerza del estribillo, aunque a mí la letra se me queda corta, en todos los sentidos. Por cierto, los coros de la canción me parecen muy acertados, pero ya habían probado cosas similares, sobre todo en los directos, con canciones como “Princesa” o “Yo me bajo en Atocha”.

A la espera del disco,

Saludos.

Meadow dijo...

Tenías razón, se suspendió, pero me enteré tarde...
Se lo perdonaremos porque son buenos, que sino...

Gracias