16 diciembre, 2009

EL RUGIDO DE JOAQUÍN

Cuando Diego Manrique, Juan Puchades y Fernando Neira coinciden en sus críticas a Joaquín Sabina será por algo. Yo no veo lo que ellos ven, ni escucho lo que ellos escuchan. Posiblemente me ciegue la admiración, posiblemente viva en un "matrix sabinero" y no quiera ver la realidad. Pero de momento, prefiero que siga siendo así. ¿Por qué? Por cosas como las que yo viví ayer y Fernando Neira no.

Ayer viví el mejor concierto de Joaquín Sabina de mi vida. Muchos habrán disfrutado de conciertos de Joaquín desde hace años (o incluso décadas). Mi primer concierto fue con la Gira Ultramarina en la que Joaquín presentó su Alivio de Luto. No me olvido del Palacio de Congresos de la Castellana, ni de la Plaza de Toros de las Ventas llena a rebosar mientras una tormenta eléctrica amenazaba a todos los que estábamos allí. Sabina estaba y no estaba allí. Lógicamente aún le quedaba algo de la nube negra sobre su bombín.

Lo de ayer fue otra cosa. Lo de ayer fue una fiesta. Lo de ayer fue una misa gospel de película americana. Lo de ayer fue un orgasmo de casi tres horas.
Pregúntenle al juez Grande-Marlaska. No he visto bailar a nadie tanto como él. Pregúntenle a Nativel Preciado, a Miguel Ángel Aguilar, a Jesús Ruiz Mantilla, a Carlos del Amor, a Almudena Grandes, a Benjamín Prado, a Eduardo Mendicutti. Pregúntenle a Javier Krahe, a Pereza, a José Córdoba, a Dani Flaco, a Santy Pérez. Pregúntenle a Guti, a Pilar de Borbón, a Fernando León de Aranoa, a Fernando Tejero, a David Trueba, a Caballero Bonald... pregúntenles a las 15.000 personas que aplaudieron a rabiar "Cristales de Bohemia", o al coro de voces que sonreían mientras cantaban "A, E, I, O, U, a mi boda fueron todas menos tú", o a los que provocaron un terremoto saltando al ritmo de "La del pirata cojo".

Hay que pensar que "Vinagre y Rosas" es un disco que lleva un mes escaso en las manos de sus seguidores, muy poco tiempo aún para que la gente se sepa de memoria las nuevas letras del maestro. Sin embargo uno de los momentos álgidos fue cuando Joaquín presentó a Rubén y Leiva (Pereza) y los tres interpretaron juntos "Tiramisú de limón" y "Embustera". No sé cuál de las dos fue más cantada por el respetable, pero os puedo asegurar que el ambiente fue mágico.

Punto y a parte merece la banda de Joaquín. Pancho Varona, Antonio García de Diego, Jaime Asúa, Pedro Barceló y Mara Barros sonaron afinados, nítidos, potentes... El sonido fue excelente y Joaquín cantó mejor que nunca (no es lo mismo grabar un disco que cantar en directo canciones de letras complicadísimas y giros musicales difíciles). Y mi enhorabuena a Mara Barros, que tenía el difícil papel de sustituir a Olga Román, siguiendo los fraseos imposibles de Joaquín. Lo hizo muy bien.

¿Y qué decir de los clásicos de Sabina? Calle Melancolía sonó fresca, con unas pequeñas variaciones en los arreglos que la modernizaron y potenciaron su tristeza. Por el bulevar de los sueños rotos fue la primera canción que consiguió poner en pie a la gente. 19 días y 500 noches, Peor para el Sol, Noches de boda, Y nos dieron las diez, Siete Crisantemos... ¡y el comienzo el concierto fue con "Yo me bajo en Atocha"!

Joaquín ayer sudó la camiseta, su pelo se le pegaba al rostro cada vez que se quitaba el bombín, fruncía el entrecejo con sus versos más canallas, y rugía cual león cada verso de su repertorio. Inolvidable.

21 comentarios:

Manu dijo...

Pude escuchar a Joaquín Sabina, hace cuestión de unos días, el pasado día 11 en Córdoba, y he de decir que fueron 2 horas y medias de auténtica música. En ningún momento me pude aburrir o estar deseando que se acabará, como se pudo aburrir Fernando Neira. Allí en el polideportivo Vista Alegre, se colgó el no hay billetes, y la gente solamente sabía gritar cuando amagaba irse el Maestro, eh, Sabina así no se termina.

Solamente he de decir que si el concierto de Córdoba fue sublime, el de Madrid lo habrá sido aún más todavía. Por lo tanto a mi me parece que ese señor, no fue al concierto y se quedó en casa viendo una de romanos.

Saludos

Álvaro Dorian Grey dijo...

Ayer pude escuchar al maestro y fue bueno, no estoy de acuerdo contigo en decir que ha sido el mejor concierto pero tampoco (ni para nada) en lo que escribe Neira.. hubo peros, sí, aunque hay que reconocer que, personalmente, cada vez me gustan más las letras y el disco es muy bueno. Sabina gana en directo pero esta vez hubo detalles que apagaron un poco su actuación, detalles pequeños que todos los de mi alrededor coincidimos. Cuanto me gustaría tomarme un café o una caña contigo y charlar del concierto de ayer para explicarte mis emociones... bueno hay dejo la invitación.. saludos y salud
P.d. todos salimos cantando crisis

Santy Pérez dijo...

Victor, totalmente de acuerdo contigo. Llevo 15 años yendo a ver a Sabina siempre que toca en Madrid. Ningún concierto suyo me ha aburrido, aunque quizá la gira Ultramarina acústica fue la que menos me gusto... El concierto de anoche puedo decir que es el mejor concierto de Sabina que he visto en mi vida. Desde la primera fila en donde yo estaba, pude disfrutar como un enano... El repertorio me pareció más que acertado, la voz del maestro en buen estado y la banda con una sonido espléndido. Solo podría comparar el concierto de anoche al que dio en las Ventas hace 9 años, finalizando la gira de 19 días y 500 noches.

varela dijo...

Yo también estuve en el concierto de Córdoba el día 11. Es la quinta vez que escuchaba a Sabina en directo, en un concierto. Me gustó muchísimo, como siempre. Solo pongo una pega: a mi Mara Barros no me convenció. Creo que no se acerca a Olga Román ni de broma. La canción que cantó sola, "Y sin embargo te quiero" la hizo muy bien. Pero cuando hacía los coros no se le oía nada. Eso si, se movia con mucho desparpajo, con demasiado, diría yo. Olga Román era más sutil y sonaba mucho mejor junto a Joaquin.
Es una opinión, no se como estuvo en Madrid. A ver qué opina Manu, el del comentario anterior, que también estuvo en el de Córdoba.
Saludos

Anónimo dijo...

Eres un poco Friki, la verdad. Te leo a menudo, pero tu nula actitud crítica me parece poco profesional. Te gusta todo, todos los discos son los mejores del año, todos los conciertos memorables. Debes ser el tipo más afortunado del mundo, porque jamás te defrauda nada...

No sé, creo que debes ser algo más crítico, ni el de ayer fue el mejor concierto de Sabina, ni todo lo que hace Ismael Serrano son obras maestras, ni todos los cantautores "desconocidos" como Manuel Cuesta, Paco Cifuentes, etc. son genios.

Un saludo

ILSA dijo...

Qué bien me lo pasé anoche. Afortunadísima soy que a mí Sabina tampoco me ha defraudado todavía. Hace años que le veo en directo (no sé concretar ¡qué vértigo, más de una década!) y siempre lo disfruto como si fuera la primera vez.
No sé si es conformismo, simpleza, frikismo... pero lo disfruto a lo grande. Qué suerte la mía que no necesito más de lo que Sabina me ofrece.

VICTOR ALFARO dijo...

Anónimo, acepto la crítica y te matizo que solo hablo de lo que me gusta. De lo que no me gusta prefiero no hablar/escribir. Respecto al concierto de ayer, he escrito que es el mejor concierto de Sabina QUE YO he visto. Y es que solo he visto tres, lo entiendes, ¿no? un saludo Anónimo y gracias por leerme a menudo y por la crítica.

guevofrito dijo...

solo 3? vaya, te gano. nunca lo habria lo dicho. yo el mejor que he visto es el que grabo para el directo de nos sobran los motivos pero el de esta gira no esta nada mal. varia algo el repertorio, algo raro en sabina.
para mi las criticas de las musicas y la produccion del disco me parecen que llevan algo de razon.
cuando joaquin graba con los rodriguez, fito, pereza o alejo la cosa mejora. deberia innovar mas. aunque no me quejo del ultimo que ya era hora despues de 4 años en blanco.

oramalaC dijo...

Independientemente de como sea el disco, el directo de JS no va defraudar nunca, tiene un repertorio considerable para repartir emocion y diversion durante más de dos horas.
El disco en cuestion vuelvo a opinar y coincidir con los que dicen que les falta la innovación en la producion (temas "perezosos" al margen) aunque me esta gustando más a cada escucha pero evidentemente queda lejos de ser una obra maestra.

Salud!

Traubert dijo...

Si el primero que viste fue en la gira "Alivio de luto" ya le pillaste en horas bajas... Yo le recuerdo en el Auditorio de Oviedo, con la gira de "Nos sobran los motivos". Tres horas y pico de concierto que me cambiaron la vida.

Volveré a verle esta vez en donde pueda, y me gustará seguro, porque Sabina siempre me gusta, aunque no lo haga tan bien como otras veces. Y en cuanto a las críticas... pues de acuerco con algunas y con otras no tanto. Sin haber estado allí, no creo que Fernando Neira tenga razón en todo, aunque una cosa está clara: Sabina ya es más sonetista que cancionista y eso, querido Víctor, es una pena.

Un abrazo

David dijo...

Muchas gracias, Víctor.

Una crónica muy buena, me ha gustado mucho. Se ve que fue un concierto muy emocionante.

Un saludo.

sproket99 dijo...

Pues yo creo que fue un concierto magnífico. Coincido con Víctor, le vi muy bien de voz y de actitud. Me ha gustado mucho que haya cambiado su repertorio para incluir canciones menos oidas en directo: Peor para el sol, Amor se llama el juego, Llueve sobre mojado, Siete crisantemos, Pastillas para no soñar (salvo en la gira con Serrat) me parece que renuevan un poco la imagen de Sabina en directo.

Pero claro, manteniento la esencia: 19 días, Y nos dieron las 10, Y sin embargo, Noches de bodas, El pirata cojo, ...

No es el mejor Sabina que yo he visto, como creo que soy más viejo que Víctor, el concierto que me parece irrepetible fue el de la gira "En paños menores", creo que es una pena que no repita ese formato más a menudo, una instrumentación más básica, casí únicamente acompañado con guitarras acústicas y coros y canciones más ocultas en su discografía, que para mi gusto en muchos casos superan las más conocidas: Y si amanece por fin, Más de cien mentiras, Corre dijo la tortuga, A la orilla de la chimenea, ... A lo mejor ahora que parece que va a abandonar las grandes plazas, puede que me de el gusto...

Coincido plenamente con Varela, Olga Román empastaba mucho mejor la voz con Sabina. Aunque Mara tiene más voz, la copla que cantó fue impresionante...

Para mí fue un gran concierto, y no me pienso perder el del 22 de junio (¿será en las Ventas?). Pero Sabina tiene 60 años y no es Bruce Springsteen, y eso se nota.

Un abrazo, Víctor.

sajo2 dijo...

La verdad es que Joaquín se ha puesto la voz a tono. Ya se notaba con una gran mejoría en la de los pájaros. Porque en la Ultramarina... bueeeno, y en la de carretera y top manta todavía se le notaban restos del naufragio. Pero ahora está genial en directo, vuelve a dar gusto escucharlo. Me alegro de que esté otra vez en forma y feliz.

User: 0 dijo...

Lo de ayer una pasada Victor, coincido contigo en que es el mejor concierto de Sabina en el que he estado y eso que mi admiración nunca ha conseguido que cuando algo no me guste de el, no lo diga.

Yo sigo alucinando con el artículo de Fernando Neira ¿40 minutos sentados y dos horas dando botes es un mal concierto?

Antonio Javier Fuentes Soria dijo...

Estuve en el de Salamanca(el segundo), y estoy de acuerdo contigo. Me quedo, sin embargo, con el concierto junto a Serrat. Los críticos son así, viven de eso. En cuanto a anonimo, creo que eres poco respetuoso en tus comentarios. A mi me parece un blog elegante y educado en sus comentarios, algo por lo que te felicito, Victor. Mi blog www.poemasenrebajas.blogspot.com

Romano dijo...

Que carajo pasa con Sabina en España ??
No se cansan de atacarlo,criticarlo ??
Mimenlo y tengan memoria de todo lo que ha hecho y sigue haciendo,,
Agradezco a Joaquin que siga sacando discos y subiendose al escenario,,,
Espero ansioso el Concierto de la Bombonera !!!

Victor genial como siempre tus sentimientos en forma de cronica,,,

Abrazos Sabineros,,,,

Manu dijo...

Con respecto a varela (4 comentario), pienso que la voz de Olga Román entraba mejor con la de Sabina, pero también es verdad que era a quien teníamos hecho el oido. Con respecto a Mara, se mueve con mucho desparpajo en el escenario como bien habeis dicho, no me extrañaría nada que hubiera estado muchos años cantando en una orquesta porque por lo que ví es el protipo.

Con respecto a que no se escuchaba la voz de ella, pienso que es un problema de ecualización, si hubiera sido Olga Román también hubiera pasado lo mismo, yo pienso que deberían haberle subido un puntito más al volumen y se hubiera solucionado.

Saludos a todos!!!

Penélope Sierra dijo...

Te felicito por mezclar México con Sabinas... creo que es un país que le ha dado más de lo que el pueda imaginar.

Felicidades!

Gonzalo dijo...

Esa sensación es la que logra el viejo Joaquín esté donde esté, cuando uno de sus seguidores se vuelve un verdadero mariquita ante tanto arte...

Saludos sabineros.

Anónimo dijo...

José Córdoba y Javier Krahe!! Dos genios de edades muy diferentes pero dos genios al fin y al cabo...

Lo del señor Sabina no hay palabras para describir su estado de forma... Me ha encantado el concierto...

Stalin dijo...

Hola Todos... escribo desde Ecuador!! Coincido con la emoción de tener en mis manos el nuevo disco de Sabina, y la siempre extraña forma en que se te van metiendo sus canciones en la mente y el corazón, Siempre la primera vez que escucho todo el disco de corrido no me parece bueno, pienso.. ahora si que gasté en vano!! pero al re escuchar voy descubriendo las frases de siempre, la nostalgia el olvido... el amor y el desparpajo!! Todo Sabina!! Lastima en Ecuador no tiene planeado tocar!! Saludos...