29 septiembre, 2011

RUEDA DE PRENSA DE MÁS DE CIEN MENTIRAS

Esta mañana he tenido la suerte de asistir a la rueda de prensa del musical Más de cien mentiras. Entre cientos de periodistas he encontrado un huequecito entre las butacas del Teatro Rialto y he podido disfrutar de dos números del musical (que veré completo el próximo día 5 de octubre).

Lo que más me ha gustado ha sido ver el entusiasmo y la ilusión en cada uno de los actores, directores y productores que se han encargado de crear este musical. Ver a David Serrano nervioso encima de un escenario no tiene precio. Son nervios de ilusión, de ganas de mostrar lo creado, de ganas de quitarse una "losa" de encima... han sido casi tres años de escritura y reescritura del guión, y están tan convencidos de que tienen algo muy valioso entre manos que nos han anunciado que si el musical va bien no dudarán en hacer una película.


Amigos TALIBANES SABINEROS, entre los que orgulloso me encuentro, dejemos de lado los prejuicios y abramos la mente a un musical. Lo que se va a representar en la Gran Vía a partir de la semana que viene no es un concierto de Sabina en Las ventas, no. Tampoco es ninguno de los discos que ha grabado el Flaco de Úbeda, no. Es un musical. Podría ser perfectamente un musical de Broadway. Hay bailarinas, luces de neón, escenarios grandiosos y buenos cantantes/actores. Amigos TALIBANES SABINEROS, el que avisa no es traidor. Hay que ir a ver Más de cien mentiras a disfrutar, no a decir "estos arreglos no son los originales", o "Joaquín canta esta canción más despacito"... así no. Aquí hay una historia. Un guión que es tan importante como la propia música de Sabina. Y con esa predisposición hay que ir.
Pancho Varona lloró ayer viendo el preestreno del musical. Se emocionó. Y eso para mi es garantía total y absoluta de que la cosa funciona. Por cierto, como respetan a Pancho. Como quiere todo el mundo Pancho. Yo ya sabéis - y aunque quede un poco cursi - que le quiero un montón. Le veo poco, pero cuando hablo con él me demuestra que es un tipo cojonudo. Hoy nos hemos dado un abrazo y hemos hablado del musical, de su supervisión de la obra, de su participación en la futura gira Serrat-Sabina ... se nota que está feliz. A mi me encanta que Pancho no pare. Noches Sabineras, radio, facebook, twitter... ¡qué tío más grande!


La semana que viene asistiré al estreno con muchas ganas e ilusión, y por supuesto os lo contaré todo por aquí...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo voy mañana al preestreno. Q ganas!!!
Un saludo Victor.
dosimanes

sproket99 dijo...

Pues yo debe ser que estoy en la categoría de "talibanes redomados". He oído la versión del musical del tema que le da título por la radio, y la verdad es que se me ha caído el alma a los pies.

La original (mi opinión, por supuesto) es una inyección de positividad y de buen rollo, mientras que la del musical me ha parecido falta de fuerza y un desprestigio de la auténtica.

Entiendo las versiones cuando se tratan de llevar la original a nuevos terrenos o de mejorarla en algún aspecto. Pero en este caso, me parece que no es así, sino que la empeora notablemente.

Para mí no todo vale, y veo este musical mucho más en el campo del negocio, que en el del arte.

Respeto absoluto (siempre) y a quien le gusten estos exprimentos, chapeau. Pero yo no iré.

¡Abrazos!