12 septiembre, 2014

CRÓNICA-SONETO DEL CONCIERTO DE MANUEL CUESTA Y RODOLFO SERRANO

 Iba muriendo Agosto en un soneto
cuando nacía el arte en Galileo.
Os lo puedo contar, no es un secreto,
cierro los ojos hoy y aún lo veo.

Manuel Cuesta cantaba primaveras,
y Rodolfo versaba de sus nietos,
y Mar Blanco pintaba enredaderas
que trepaban por un lienzo incompleto.

El camino del trueno y Estos días
se mezclaban con versos desgarrados,
que detallaban las melancolías,

las tristezas y posos del pasado.
Y entre tantos poetas tan humanos
cantó Manuel con Ismael Serrano.