18 octubre, 2017

RUBÉN POZO - HABRÁ QUE VIVIR

Resultado de imagen de ruben pozo habra que vivir

Vuelve Rubén Pozo, vuelven las guitarras afiladas y vuelve el rock. Con una fórmula tan sencilla como efectiva, reaparece con un álbum de esos que pegan directo en el corazón: sin rodeos, a golpe de guitarras y estribillos burbujeantes. Así llega Caperucita feroz, primer adelanto, que lanza el 29 de septiembre y que entrega de forma directa con la reserva del nuevo álbum. Ese tercer trabajo se desvelará unas semanas más tarde, el 20 de octubre, en sus versiones CD, vinilo y digital, y llevará por título Habrá que vivir.

Cinco años después de iniciar su camino en solitario, entrega Rubén un álbum sin fisuras, sólido, convincente. Generoso también, y rebosante de eso que los especialistas llaman actitud, un intangible que define a la perfección la forma que tienen tipos como Rubén de enfrentarse a la música y particularmente al rock.
Es el nuevo trabajo de Rubén Pozo después de En marcha, el álbum de 2015 en el que exploró el rock desde una amplia variedad de ópticas: del folk a la ranchera, en acústico o eléctrico, acelerado o con el freno puesto. Fue un disco de aire californiano, con guitarras que guiñaban el ojo a Tom Petty o The Byrds.

No abandona del todo esa influencia americana en Habrá que vivir, un disco cien por cien Rubén Pozo, más madrileño, más pegadizo. Y también más divertido, por qué no. Este Caperucita feroz es una buena muestra, casi un juego con el que Rubén entretiene y se entretiene, sin perder de vista que el rock es el punto de partida y el objetivo final de sus composiciones. Auténtico rock, como se ha dicho tantas veces, en la línea de un estilo que tejieron bandas como Burning, Leño o Tequila.

Prescinde Rubén de las versiones en esta nueva entrega, aunque haya recurrido a la colaboración de Ariel Rot en uno de sus temas. Algo del poso que le ha dejado la gira con Mark Olson, ex de The Jayhawks, se desprende también de sus canciones. Y mucho del escenario acumulado después de tantos conciertos en salas de España y México en los últimos dos años.

Son ingredientes perfectos para una obra tan efectiva y efectista como Habrá que vivir, el tercer álbum de Rubén Pozo, otra entrega de buen rock.

No hay comentarios: