28 agosto, 2020

MARWÁN Y NACH CANTAN "5 GRAMOS DE RESENTIMIENTO"


Tengo un león despertando por dentro,
se avecina un domingo sangriento,
la catástrofe va a comenzar.
Tengo 5 gramos de resentimiento,
destrocé este estribillo, lo siento,
el rencor nunca fue comercial.

Este es el estribillo de la nueva canción de Marwán junto a Nach. Ambos ya colaboraron en el disco "Apuntes sobre mi paso por el invierno" con la canción "Necesito un país". Ahora, con un tono mucho más informal, más divertido e irónico, el rapero y el cantautor han vuelto a aunar sus talentos en una canción que tiene mucho que ver con los tiempos que corremos. Tiempos de envidias en redes sociales, de odios y de palabras gruesas de "haters". Lo cuenta mucho mejor Marwán:

La cuestión es que, ante determinados abusos o problemas, muchos de nosotros nos vamos callando, negándonos el derecho a enfadarnos para evitar que nuestras salidas de tono sean un motivo para que dejen de apreciarnos. Y así, pasamos la vida sin poner límites, facilitando que el menosprecio continúe. Pensamos, erróneamente, que mostrando tal grado de complacencia no habrá duda alguna sobre si somos merecedores de amor, como si ser queridos fuera consecuencia directa de mostrar una cordialidad extrema. Pero no es cierto. Esta canción, que finalmente se decantó hacia los haters y las críticas despiadadas, injustas y arbitrarias, nació con la intención de ser una canción sobre el derecho a enfadarse, sobre el derecho a abandonar la senda de la amabilidad en caso de que sea necesario, para poner a quien lo merezca en su sitio.  

Una canción para atreverse a establecer límites o para cagarse en lo más sagrado, si es lo necesario para defenderte. Soy mucho más partidario de construir que de destruir, pero también soy consciente de que quien no defiende lo suyo, no lo valoriza lo suficiente y que, a veces, para defenderlo hay que levantar la voz. Nach entendió este mensaje desde el minuto uno y escribió su parte, que me parece sublime, para ensalzar aún más lo que yo expresaba en la canción. Su amistad y su talento son constantes en mi vida desde hace unos años y tener este nuevo tema juntos es un regalo impagable. A ambos nos fluyeron numerosas ideas a la hora de escribirla. En mi caso dejé muchísimas cosas fuera. 
 
La constante exposición en la que vivimos por el hecho de ser artistas con un cierto grado de éxito hace que a menudo afloren algunas críticas salvajes, más aún en este loco mundo de redes sociales donde mucha gente aprovecha el anonimato que proporciona internet para despedazarte. En lo musical, siento que la base de swing aporta diversión a un texto que puede llegar a sonar duro aunque nuestra intención carezca de maldad. La letra fue creada simplemente para darnos permiso para cagarnos en la estampa de quien nos critica gratuitamente, de quien nos juzga injustamente y sin piedad, todo ello aderezado con unas gotitas de ironía y buen humor para llevar a buen puerto nuestra dulce venganza en formato artístico. No todos podemos ser Michael Douglas en “Un día de furia”… jejejeje. No os cortéis.

Cada vez que alguien os suelte algún ataque gratuito por las redes o en la vida real, enviadle un enlace con esta canción. Os sentiréis realmente aliviados, os lo aseguro.

El próximo 11 de septiembre podremos disfrutar del disco completo de Marwán, de momento ya he hemos escuchado tres de sus nuevas canciones, tres temas completamente diferentes que dejan intuir que será un disco muy ecléctico.

Aquí puedes escuchar la charla que tuvimos con Marwán hace unas semanas:


No hay comentarios: