07 mayo, 2007

CORRE, BEA, CORRE

Entre 12 mil personas a los dos kilómetros (...) veo otra vez el chino de las uñas largas, el chico de barbita, el señor de la zapatillas raras, el papá corredor con el bebé, y en el kilómetros tres, a Jorge Drexler con su hijo sentados en un banco del retiro… ¡¡¡Qué!!! ¡Drexler con su hijo! Que mal debo estar, que ya veo alucinaciones. Corro y sigo corriendo, ahora cuesta arriba. Muchos carteles de ánimo. ¡Ya veo la meta! y sprint 300 metros y… ¡Meeetaaaaa!

1 comentario:

Faramar dijo...

Jajajaja... ¡pero qué loco! Muchas gracias por este breve... ya ves lo que hace el deporte... yo creo que quise verle para motivarme más... jajaja... un besote