12 marzo, 2008

LOS GIRASOLES CIEGOS

Acabo de cerrar las tapas del libro "Los girasoles ciegos" y me cuesta explicar lo que he sentido leyendo esta pequeña (y a la vez enorme) novela de Alberto Méndez. Necesito recomendar este libro a todo aquel que no le importe sufrir y llorar para conocer los detalles más tristes de la posguerra española. Un libro muy bien escrito, que mezcla datos reales y novelados que me ha dejado noqueado, destrozado y a la vez esperanzado, pensando en todo lo que se ha avanzado en este país. Necesitamos reivindicar la memoria. No para odiar. Ni siquiera para buscar justicia. Tan solo para honrar a todos los que vivieron una vida invivible durante muchos años.
Solo son 150 hojas. Localizar "Los girasoles ciegos" cuanto antes, se lo debemos a la memoria de miles de personas. Nos lo debemos a nosotros mismos.

9 comentarios:

Miguelton dijo...

Breve e inmenso volumen, sí señor. Lástima que sea cierto eso de que se escribe mejor después de muerto. Lástima que no se lo pudiéramos agradecer personalmente al señor Méndez.

Un saludo, Víctor.

Daniel Molina dijo...

Me parece muy bien que aquí también se hable de literatura. Claro que sí. Tratándose de la temática del libro, lo apunto y lo leeré.

Sobre la guerra civil, un libro conocido y reconocido que si no habéis leído, os lo recomiendo totalmente, es: Luna de lobos (Julio Llamazares)

Rodolfo Serrano dijo...

Digo lo que dijo Pepe Hierro: "Bendito sea Dios que inventó la memoria"

Dorian Grey dijo...

Lo tengo a la espera, tanto los girasoles ciegos como luna de lobos. Os recomiendo lo que estoy leyendo "héroes de los dos bandos", increible.
Salud

piedra_de_sol dijo...

Uf, recuerdo el frío que me dejó en el cuerpo uno de los relatos.

Tengo muchísimas ganas de ver la peli de Cuerda... no suelen gustarme las películas que nacen de novelas... pero presiento que esta me va a gustar.

Besos y música,
Jara

visiones encontradas dijo...

Impresionante el libro. Duro. Terrible. Profundamente hermoso.

A mi me da "miedo" la película de Cuerda... ¿Cómo contar con imágenes el dolor de esas personas? ¿Cómo lo habrá hecho? Lo cierto es que ese director es capaz de adaptar con profunda sensibilidad como demostró con La Educación de las Hadas.

Miguel Marqués dijo...

Increíble, sí, este libro. A mí me emocionó el segundo relato y me pareció un rocambol humano la postura, admirable, del capitán fascista que se entrega.

Increíble también que este hombre fuera totalmente desconocido, escribiera esta novela, y desapareciera.

Le tengo especial cariño también porque es un libro que va dando vueltas por mi oficina desde hace años: un bookcrossing sobre moqueta, como quien dice.

Un abrazo, y buen blog!

Marisilla dijo...

Es un libro que me recomendó hace mucho tiempo una amiga mía y que me compré también hace mucho. Lo empecé a leer pero no pude continuarlo. Ea, ya se me han recargao las pilas al leerte y en cuanto pille un ratito por las noches lo leo.

Besos.

Rafa dijo...

Acabo de terminar el libro, y me ha parecido fantástico, completamente imprescindible. Acabo de colgar un post en mi blog sobre él:

Los girasoles ciegos

Muchas gracias por la recomendación, y un abrazo desde la Calle del Bourbon.