08 julio, 2008

ENTREVISTA A PEDRO GUERRA

Cuando Pedro Guerra sale del restaurante, como si todo estuviera preparado (y palabra que no) irrumpe en la acera la también cantautora Rosana Arbelo, risueña como de costumbre. Sólo el recuerdo del timplista grancanario José Antonio Ramos, recién fallecido de manera repentina, les ensombrece. Pero se despiden con un intercambio de móviles. Algo anda tramando la magia canaria en Madrid.
Más en El País...

2 comentarios:

bernard n. shull dijo...

hi mate, this is the canadin pharmacy you asked me about: the link

sergio dijo...

Canarias connection... llevando un poco del sol de las islas por el mundo... que no se apague esa luz :)