18 junio, 2009

CRÓNICA DE UN CONCIERTO DE VÍCTOR MANUEL




Quiero hacer una crónica del concierto por sorprendente, por atípico en su carrera, es una oportunidad única de tener un Víctor Manuel tan cercano, dinámico, gracioso.
Acompañado sólo por guitarra y piano, y con un micrófono diadema para tener total libertad de movimiento, para gesticular, pasearse por el escenario.
Lo que en un principio puede parecer aburrido, Víctor con una instrumentación sobria, se convierte en un espectáculo totalmente teatral, donde el monólogo cobra casi tanta importancia como las canciones y Víctor no deja de moverse por el escenario, canta sentado en las escaleras, a pie de la tarima, casi al oído, baja a saludar.
Comienza con "Mis recuerdos"(1968) dedicada a su madre,y hablando de ella nos sigue contando su niñez, cuando iba a "La Romería", nos habla de su "Abuelo Vítor", siempre de una manera amena y con historias que en muchos momentos despiertan la risa del público.
Nos cuenta su primera etapa de éxito, con una canción "Quiero abrazarte tanto" que también lo lleva a América, para luego relatarnos sus andaduras en el franquismo, y el fin del éxito. Por culpa de qué canción le silencian "No quiero ser militar", por la que le cae una multa por posible antiespañolismo, "Soy de España" uno de los momentos más divertidosdel recital, o la canción por la que lo detienen "Qué será que todos piden". Temas con los que ni soñaba escuchar en directo, y con una historia perfectamente hilada con todos ellos.
Después de ese periodo político, le llega la calma y tiene sus mayores éxitos "Sólo pienso en ti", "Soy un corazón tendido al sol", todo empieza a ser aparentemente fantástico en España, pero pasa algo en el 81, el 23F al que responde con "Esto no es una canción", (Aquí cabemos todos o no cabe ni Dios), y rebate con "España camisa blanca" (Donde entendernos sin destrozarnos).

A partir de aquí el concierto deja de ser tan cronológico y de historia tan hilada. Mezcla temas desde mediados de los 80 a los más recientes. El concierto se cierra (aparentemente, siempre hay bises) con "Como voy a olvidarme", una de las canciones más emotivas y aplaudidas. Más de dos horas magníficas, que seguramente también entretengan a quien ni conozca una canción de su repertorio, por como está concebido el espectáculo
.
***


Gracias Sajo. Muchas, muchas gracias.
Si quieres enviarme un mail con fotos o crónicas de los conciertos a los que asistes házlo a
alcaerelsol@gmail.com

2 comentarios:

sajo2 dijo...

Gracias por publicarlo!
Bueno apuntar que es un concierto de su gira actual "Vivir para cantarlo" de la que bueno, ya se ha hablado en el blog, sin ir más lejos dos entradas antes. Y que si despierta curiosidad, la gira continúa y pretende alargarla un añito si puede ser.

Anónimo dijo...

Eiii soy miguel angel bueno!!! me hace gracia esta cronica, admiro mucho a victor manuel, pero no esta a la altura en los discos, los arreglos son buff...nose...muy clasicos pero como sin definirse...nose...me encanta victor manuel pero creo firmemente en un victor manuel mas cercano, mas real, y ahora leyendo esto...veo que ando desencaminado cuando un dia le comentaba a Antonio Garcia de diego, que un victor manuel asi, como el de este concierto esta a la altura de los grandes, a ver si hay suerte y no es un concierto puntual, estaria bien poderlo ver girar con ese espectaculo, ofrecer algo mas cercano a lo que nos tenia acostumbrados estos ultimos años.

un abrazo victor!!!