04 octubre, 2008

BENJAMÍN PRADO

La primera vez que charlé con Benjamín Prado fue en aquella Noche Sabinera inolvidable a la que asistieron Ángel González, Almudena Grandes y Chus Visor, entre otros. Más tarde me leeí con absoluta devoción "Mala gente que camina" y descubrí a un Benjamín Prado que era mucho más que un gran poeta. El pasado mes de Abril mi amigo Guille Ortiz me invitó a un acto literario para muy poquitos afortunados en el que estaba Luis García Montero y Benjamín Prado, entre otros, en el bar de mi amiga Lena, Diablos Azules.

Y ayer, mientras iba con mi novia en metro camino del concierto de Tequila, Benjamín Prado se sentó frente a mi, cosas del azar, y estuvo charlando conmigo durante tres paradas más o menos. Hablamos de aquella Noche Sabinera, de amigos en común, de su libro sobre Alberti, y de su cita frustrada con Sabina en el Festival Acróbatas. Él también iba a ver a Tequila (por cierto que Benjamín, junto a Leiva de Pereza, Diego A. Manrique, Andreu Buenafuente, Alejo Stivel, y Aril Roth, ha colaborado en un libreto de 24 páginas de un disco que se llama "Vuelve Tequila" )


Ojalá pueda entrevistarle en Al caer el Sol pronto. Por cierto, su último libro de poesía, si no estoy equivocado, es "Marea humana". Tienes que leerlo.


4 comentarios:

Meadow dijo...

Hola Víctor,
me alegra mucho que disfrutes de Benjamín tanto como lo merece. Sin duda es un lujo encontrarse con él. Espero que puedas entrevistarle y que compartas esa entrevista con todos nosotros.
Efectivamente su última obra de poesía es "Marea humana", aunque este mismo año no ha escrito pero si prologado, seleccionado y entrevistado al gran Ángel González en el libro publicado en Alguara "Ángel González. Antología de poesía para jóvenes", y en breve, también de poesía, editará su tercera edición de Ecuador.
Sigamos disfrutándole.
Un abrazo

Álex dijo...

cuándo y cómo puedo escuchar al caer el sol desde Leon?

muuuchas gracias, Victor!

ilsa dijo...

La de poetas que habrá viajando cada día en el metro, pero nunca son Benjamín Prado, al menos delante de mí.

Sí que hay que leer "Marea humana", por todo lo que el libro contiene, pero sobre todo por "El humilde": "Que en su estatua invisible se posen para siempre las palomas más blancas de este planeta oscuro."

Tere dijo...

¡Hola Víctor!

Veo que las cosas marchan viento en popa por Al caer el sol. Yo he estado cerrando las vacaciones en el extranjero y acabo de empezar las clases, por lo que estoy más perdida que un pingüino en un garage. Pero te sigo, ¡te sigo!

Un saludo